Netlog

He empezado a cerrar perfiles abandonados a los que nunca entro… pero rescatando cositas de mis años mozos. Como este texto, que es mio… y los poemas de Rubén, que son suyos y míos…

Me dan miedo las cosas que a los demás hacen reír.

Me gustan las cosas que a los demás suelen aterrar, conmover o incluso escandalizar.

Me costaría más destripar o torturar a un pollo que a una persona.

Me parte el corazón que la belleza sea siempre tan terriblemente simétrica.

Me agobia el sol y la lluvia me pone de buen humor.

Me enamoro de los defectos de las personas, me gustan los locos y los poetas.

Me da rabia que si no estas prefabricado , eres raro.

No me gusta que por ser raro pueda ser moda.

Odio a la gente que prejuzga o que habla sin saber.

No me gusta la gente que siempre esta delante del televisor y nunca cogen un libro.

No me gusta que no se tenga en cuenta mi opinión o se ponga en duda mi talante por cosas tan banales como la edad o la ropa.

¿Y tu? ¿ también serás otro de tantos y me juzgará por los ojos? ¿ O serás mas racional y me juzgarás con el cerebro,por mis acciones y mis palabras?

Tú decides

ABROJOS – VII

Al oír sus razones
fueron para aquel necio
mis palabras, sangrientos bofetones;
mis ojos, puñaladas de desprecio.

RIMA – II

Amada, la noche llega;
las ramas que se columpian
hablan de las hojas secas
y de las flores difuntas.
Abre tus labios de ninfa,
dime en tu lengua de musa:
¿recuerdas la dulce historia
de las pasadas venturas?
¡Yo la recuerdo! La niña
de la cabellera bruna
está en la cita temblando
llena de amor y de angustia.
Los efluvios otoñales
van en el aura nocturna,
que hace estremecerse el nido
en que una tórtola arrulla.
Entre las ansias ardientes
y las caricias profundas,
ha sentido el galán celos
que el corazón le torturan.
Ella llora, él la maldice,
pero las bocas se juntan…
En tanto los aires vuelan
y los aromas ondulan;
se inclinan las ramas trémulas
y parece que murmuran
algo de las hojas secas
y de las flores difuntas.

ARGENTINA

¡Argentina! ¡Argentina!
¡Argentina! El sonoro
viento arrebata la gran voz de oro.
Ase la fuerte diestra la bocina,
y el pulmón fuerte, bajo los cristales
del azul, que han vibrado,
lanza el grito: Oíd, mortales,
oíd el grito sagrado.

2 comentarios

Archivado bajo Arte y Poesía, Politica

2 Respuestas a “Netlog

  1. me gusta mucho esta entrada y la mayoría de esas frases forman parte de mi manera de ser.
    Besos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s