El Puerro

>El puerro pertenece a la familia de las Liliáceas, que cuenta con unas 3.500 especies de plantas herbáceas y árboles. El género Allium, al que pertenecen hortalizas tan conocidas como los ajos, las cebollas, las cebolletas y el cebollino, además del puerro, es el más importante de esta familia. Muchas de sus especies forman bulbos o engrosamientos subterráneos del tallo -esto no está tan marcado en los puerros- y son ricas en aceites esenciales sulfurados volátiles y picantes.

ORIGEN Y VARIEDADES

El verdadero origen del puerro no se conoce con certeza, ya que nunca se ha encontrado una variedad silvestre. No obstante, se cree que procede de Mesopotamia, Egipto, Turquía e Israel, donde se consumía hacia el año 3000 ó 4000 a.C. Más adelante fue cultivado por los romanos, quienes, además de ser grandes consumidores de esta hortaliza, la introdujeron en Gran Bretaña, donde tuvo gran aceptación. En la Edad Media, el puerro comenzó a adquirir importancia porque su consumo contribuyó a paliar el hambre de aquella época. Fue entonces cuando su cultivo se extendió por toda Europa y, desde allí, al resto del mundo. En la actualidad, en España, las zonas en las que el cultivo del puerro está más extendido son las del norte, entre las que destacan Navarra, La Rioja y País Vasco. En el continente europeo, el mayor productor y consumidor de puerro es Francia. El puerro consta de tres partes bien diferenciadas entre sí: las hojas verdes, el bulbo blanco alargado y una zona de raicillas adheridas a la base.

En función de su época de cultivo se distinguen diversas variedades que difieren por su longitud, diámetro, consistencia e intensidad de sabor.

Puerros de otoño e invierno: son los más gruesos y de sabor fuerte

Puerros de verano: su tamaño es menor que las anteriores variedades, son más tiernos y presentan un sabor más suave. Sin embargo, suelen tener un corazón leñoso que disminuye su calidad.

Entre una y otra variedad garantizan la presencia de esta verdura en los mercados a lo largo de todo el año.

SU MEJOR ÉPOCA

La temporada del puerro comienza a principios de otoño y finaliza en primavera, aunque es posible encontrarlo en el mercado durante todo el año. En otoño, primavera e invierno, es cuando más se consume porque en verano los puerros suelen ser sustituidos por otros alimentos más refrescantes.

PUERRO

Los puerros son muy apreciados por sus propiedades y su gran aporte de nutrientes como el Potasio siendo ideales en caso de retención de líquidos.

 

Propiedades de los puerros

  • En problemas bronquiales los puerros son una buena alternativa a la cebolla y al ajo ya que su sabor es más suave y aunque quizá no es tan rico en compuestos azufrados la verdad es que tiene propiedades parecidas.
  • Su riqueza en potasio lo hace recomendable en casos de retención de líquidos, enfermedades reumáticas, gota, cálculos de riñón, arenilla y enfermedades del riñón y la vejiga.
  • Buen efecto laxante ya que su fibra tiene un particular efecto mucilaginoso que favorece el deslizamiento de las heces. Los puerros son ideales pues para combatir el estreñimiento.
  • Es un gran aliado en casos de obesidad ya que tiene pocas calorías, es laxante y diurético.
  • Los puerros son recomendables para la artritis ya que es muy remineralizante y alcalinizante.
  • Sobre todo en forma de sopa (añadir un chorrito de limón) es un excelente aliado en casos de fiebre, problemas renales y gastrointestinales.
  • Los catarros respiratorios y los problemas de garganta pueden beneficiarse en gran medida del puerro.

Información nutricional de los puerros (por 100 g.)

  • 26 calorías.
  • 2´5 g. de proteínas.
  • 4´5 g. de hidratos de carbono.
  • 90 g. de agua.
  • Aporta el 50 % de las necesidades diarias de vitamina C, aproximadamente el 13 % de la vitamina E, B6 y Selenio que necesitamos. También obtendremos un 10% de nuestros requerimientos de calcio y hierro.
  • Los puerros también contienen una apreciable cantidad de carotenos, potasio, ácido fólico y vitamina B1.

¿Sabías que los puerros…?

Los puerros se eligen más bien pequeños y hemos de evitar la parte más verde ya que es más indigesta.
A las personas a las que los puerros les producen muchos gases les recomendamos que tomen poca cantidad y sobre todo en forma de sopa.

(Personalmente, recomiendo la Crema de puerros. Tan fácil como limpiar, hervir y triturar con la turmix. Con pan tostado, queso y alguna otra verdurita es toda una comida hivernal… y se puedo experimentar con muchisimos otros ingredientes😉 )

Extraído de:

http://lacocinayrecetasdelanouvellevie.blogspot.com/2009/04/cual-es-la-mejor-manera-de-limpiar-un.html y

http://www.enbuenasmanos.com/articulos/muestra.asp?art=1278

Un beso y que tengáis un día fantástico :*

2 comentarios

Archivado bajo Blogs amigos, Plantas y sus usos, Recetas Vegetarianas

2 Respuestas a “El Puerro

  1. Me encanta la crema de puerros. he logrado hacerla sin quesitos, añadiendo huevo…me voy a hacer una!!😄

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s